Cómo reforzar una puerta

Por cerrajerosautonomos.com

¿Ha habido un robo en una vivienda de tu barrio y te ha entrado miedo por si te sucede lo mismo? ¿Crees que tu puerta realmente no se encuentra al cien por cien protegida y piensas que a la mínima puede ser abierta? Pues si te encuentras ahora mismo en esta situación, no te preocupes. Desde cerrajeros Valencia Autónomos te contamos todo aquello que necesitas para saber cómo reforzar una puerta. Lo primero que debes saber es que ninguna puerta es impenetrable y que, si un ladrón quiere entrar en tu hogar, seguramente lo haga. Lo que sí que podemos conseguir con todo lo que te vamos a contar a continuación es poder retrasar el tiempo de robo lo máximo posible para que el ladrón se de por vencido y se rinda de su intento por entrar en tu hogar por miedo a ser descubierto.

Hacer que tu puerta sea mucho más segura es fácil, te lo aseguramos. De hecho, te contamos varias formas de conseguirlo para que, por lo menos, puedas dormir mucho más tranquilo por las noches o, incluso, te puedas ir de vacaciones teniendo por seguro que tu casa está lo más protegida posible. Es más, ¿cuántas veces te has acordado de tu hogar en tus pasadas vacaciones pensando si estará cien por cien igual que cuando lo dejaste? Seguro que han sido muchas y por eso queremos que a partir de ahora empieces a estar tranquilo, tanto mientras duermas como cuando estés fuera. Protégete a ti y a tu familia. Así que, si quieres saber cómo hacerlo, sigue leyendo porque te lo contamos todo.

Medidas para poder reforzar una puerta

Como te decíamos, existen diversas formas de hacerlo. Coge papel y bolígrafo porque empezamos.

Puertas acorazadas

Bueno, es algo básico, ¿no crees? Tenemos que tener una puerta sólida para que, al reforzarla se convierta en un elemento fuerte y resistente. Por ese motivo, te recomendamos que apuestes por una puerta acorazada o, como mínimo, blindada. Este tipo de puertas son las más seguras del mercado y te proporcionarán una seguridad total y absoluta gracias a su interior de hierro. Como te podrás imaginar, las puertas tradicionales de madera no te dan ni una cuarta parte de esa seguridad y, por tanto, no tiene sentido que las utilicemos mientras podamos evitarlos (se puede evitar siempre).

Instala una mirilla digital

Puede que te parezca una tontería pero las mirillas digitales hacen una misión muy importante hoy en día en las puertas. La razón es que tú eres capaz de ver a metros de distancia quién se está acercando a tu puerta mucho antes de que llame al timbre. De este modo, podrás decidir si la abres o no. Este hecho puede ayudarte a impedir que abras la puerta a quien no debes a altas horas de la noche y te puedas llevar un susto que, obviamente, podríamos evitar.

Cerraduras de máxima calidad y seguridad

Es muy importante, de hecho, nos atreveríamos a decir que es lo más importante de todos. No dudamos que, obviamente, ahora tengas una cerradura instalada en tu puerta, pero ¿es realmente tan segura como tiene que ser? Puede que a esta pregunta no sepas responder porque hace años que está esa cerradura puesta. Pues bien, aquí viene el primer error. Las cerraduras deben cambiarse cada cierto tiempo para adaptarse a las características de los modelos más actuales. Por ejemplo, en la actualidad, la gran mayoría de las cerraduras que se instalan llevan protección antibumping, anti taladro y anti ganzúa. Pero eso no es todo, también existen cerraduras que te protegen mucho más como las cerraduras invisibles. Si quieres reforzar la seguridad de tu puerta, apuesta por una de estas.

la mejor guia para reforzar la puerta de tu hogar

Pon un cilindro de máxima calidad

Es la parte más importante de la cerradura y por tanto lo es también de la puerta. Por ello, tienes que ser consciente de que vas a escoger un cilindro de primerísima calidad para que tu puerta sea lo más segura posible. Para escoger el mejor, tienes que tener en cuenta el ancho de la puerta y que medidas tenía el cilindro que ya estaba puesto para comprar uno igual. De este modo seguro que no fallas. Por cierto, ante la duda, déjate asesorar por nuestros cerrajeros expertos.

Instala una barra de seguridad

Estas barras metálicas se pueden instalar en la parte de atrás de la puerta de tu vivienda y pueden aguantar más de ciento cincuenta kilos de presión. Por tanto, imagínate si son seguras o no. Puedes comprarlas de dos formas: las verticales y las horizontales. Las primeras de ellas se ponen entre el manillar o pomo y el suelo. Tienen una parte superior que se adapta a la parte de la cerradura y la otra parte con un taco acolchado que para que el suelo no se ralle. En cuanto a las horizontales, se colocan entre las bisagras y la cerradura de modo que, si alguien intenta forzarla, se verá de golpe de ella. Como te decíamos, las dos están hechas de hierro y pueden soportar cualquier golpe fuerte que se de sobre la puerta.

Instala un escudo de seguridad

Los escudos se instalan en el cilindro y consiguen que se quede bien sujeto a la cerradura para que ningún ladrón pueda llegar a extraerlo. Realmente, lo que llega a conseguir en el momento de querer extraerlo, es que tenga que hacer mucha más fuerza y que sea muy ruidoso. Es más, el silencio es una de las máximas de los ladrones ya que, si no la cumplen, corren el riesgo de ser descubiertos y más si se encuentran en cascos urbanos. Por cierto, ¿sabías que existen modelos que ya llevan incluso alarmas? Suenan en el momento en el que alguien quiere forzar la puerta. Por tanto, la seguridad aún es mayor.

Refuerza las bisagras de la puerta

La parte de las bisagras, tal y como bien dice su nombre, es la que se beneficia de este elemento. Lo que hace es proteger esta parte para que nadie, desde el exterior, pueda llegar a manipularlas y, por tanto, a intentar abrirlas. Para ello, se incrustan tornillos grandes y profundos y una barra de metal con capacidad para soportar una tonelada. Es más, tampoco se puede manipular la bisagra con ninguna otra herramienta. Por lo tanto, las bisagras son una manera muy buena de reforzar la seguridad de tu puerta.

Instala un cerrojo

Otra de las formas que ayuda y mucho a reforzar una puerta es la instalación de cerrojos. Son muy útiles para proteger un hogar ya que es como una cerradura ‘extra’ que puede ayudarte a asegurar tu puerta tanto cuando estás dentro como cuando estás fuera. Los cerrojos de doble cilindro son aquellos que lo permiten. Tienes una llave que permite activarlo estés dentro o fuera, de este modo la protección es el doble. Además, contienen una barra de hierro que no puede abrirse mientras está bloqueada.

¿Que tipos de cerrojos hay?

Si vas a comprar uno, asegúrate de que sea de doble cilindro para obtener todas estas características que te hemos comentado. Que no te importe gastarte el dinero siempre que sea para conseguir más seguridad para tu hogar.

Cerradura interbloqueos

Pese a que se llaman así, en realidad son picaportes que no se pueden abrir desde la parte de fuera del hogar y que son muy difíciles de destruir. Están creados con materiales muy resistentes, por lo general de acero inoxidable y se abren con distintas llaves.

Lo más importante de todo, si nos dejas darte algún consejo más, es que como te hemos dicho la puerta tiene que ser totalmente resistente. Es decir, no nos vale una puerta tradicional de madera sin ningún tipo de refuerzo porque realmente puede llegar a abrirse con una simple pasada. Siempre que esté a tu alcance opta por una puerta acorazada o, como mínimo, tendrás que instalar una blindada que consiga resistir frente a los golpes externos.

Eso sí, dentro de ello, también queremos aconsejarte que es importante que refuerces las ventanas, balcones o terrazas. Son también un punto de entrada bastante importante que los ladrones obviamente conocen y, por tanto, hay que tenerlos en consideración y apostar siempre por materiales de primera y con la instalación de algún cerrojo también.

Ten en cuenta que son muchas las personas que creen que con tener una puerta y una cerradura ya es suficiente para impedir que entren a su hogar a robar y eso no es cierto. Ya has visto todo lo que te hemos recomendado y ya te podrás imaginar que, ni incluso así, está asegurada tu casa.

Si te hemos convencido y quieres instalar alguna de estos elementos que te hemos comentado, ya sabes que tan solo tiene que llamar a Cerrajeros Autónomos y te solucionaremos cualquier problema que puedas tener para que tu casa esté siempre cien por cien segura. Trabajamos las 24 horas del día y, por tanto, atendemos consultas urgentes porque para nosotros lo más importante es que tú estés protegido en todo momento. Ahora ya sabes cómo reforzar una puerta, tan solo tienes que poner en práctica todas las medidas anteriores y conseguirás protegerlo.

Informamos desde cerrajeros Autónomos en Valencia que disponemos también de servicios 24 horas en las principales poblaciones de Valencia:

Cómo reforzar una puerta
5 (100%) 4 votos

Un comentario en “Cómo reforzar una puerta

Los comentarios están cerrados.